domingo, 20 de diciembre de 2009

Carta a Fidel... ¿Todavía?


Foto de una UMAP. Aviso: Imágenes contenidas en el vídeo pueden herir la sensibilidad de quien las vé


Detestado Fidel: (¿para qué voy a negar lo que siento por ti? No soy hipócrita.)


Te escribo esta carta, no porque quiera, sino porque me has obligado a hacerlo. Cuando ya todo el mundo pensaba que te habías muerto "políticamente", porque así nos lo hiciste creer tú, y sólo tú, vas y reapareces para hablar con tu "prensa local" sobre el desaguisado de Copenague. Por lo que veo, una oportunidad demasiado "jugosa" como para que te mordieras la lengua ante los micrófonos.


Por cierto, que me pregunto qué clase de prensa tienes en tu "localidad": Dime, ¿es profesional y con una ética deontológica intachable (sí, hombre, esa que les exije ceñirse lo máximo posible a la verdad de los hechos)? ¿O más bien es una panda de "amigotes" que tienes comprados? Supongo que esto último es lo que más se debe ajustar a la realidad, a juzgar por cómo tratas a todo aquél o aquella que intenta publicar algo que, digámoslo suavemente, te repatea al menos un poquito. 


Por ahí me he enterado que vas diciendo del documento final firmado en Copenague que es una "iniciativa antidemocrática y virtualmente clandestina". Si no fuera por "lo que es", me reiría del chiste. Y no me río porque "lo que es" es lo siguiente: tu cinismo. Hubo un momento en mi vida, ya sabes, cuando era más joven, más "alternativo", más rojo, en que los cínicos peligrosos como tú me ponían, me agradaban. Por fortuna, la vida me ha permitido evolucionar ideológicamente, y ya no me caéis bien los de tu calaña. 


Detestado Fidel, ¿cómo puedes decir que lo de la cumbre por el clima de la ONU ha sido "antidemocrático", si tú nunca has defendido los valores de la democracia? Es más, te has encargado de destruirlos sistemáticamente durante estos últimos 50 años en tu isla y allá por donde fueras, con esa arrogancia propia del que se cree un elegido por la historia, un iluminado. "Ná, no te creo má".


También le has dicho a tus amigos de la prensa local cubana que "la fuerza pública danesa utiliza métodos brutales para aplastar la resistencia". ¿Ves? Otra prueba más de tu cinismo. Porque vamos a ver, ¿quién es más "bruto" aquí? ¿La policía danesa, que cumple una función de salvaguarda del orden público para que tus "cachorros enfurecidos" no destrocen el centro de Copenague? ¿O tú, durante la vida de dictador que te has dado? Que se sepa, nadie ha muerto en la capital de la cumbre debido a la actuación de la policía, así que la respuesta a la pregunta, por deducción lógica simple, debe ser "tú". Ahora bien, lo de bruto se te queda realmente corto.


Para acabar, una última reflexión en voz alta: ¿Desde cuándo os importa a ti y a tus amigos esos del ALBA la cosa esta del medioambiente? ¡Joder! Parecéis todos activistas del Greenpeace, y no lo que solías ser tú, ese guerrillero por definición carente de diplomacia y sutileza que todo lo tomó por la fuerza. ¡Qué transformación! ¡Qué preocupante pérdida de virilidad! Me imagino que te lo habrás hecho ver por alguno de tus médicos allá en La Habana, uno de esos que te sirven tan bien y de los que tanto presumes. 

Fidel, el mundo cambia a una velocidad cada vez mayor, más de lo que tu sistema represor podrá soportar. ¿Viste caer el muro de Berlín? ¿Has puesto ya tus barbas a remojar? Porque el que has levantado durante todos estos años será el próximo en caer. Ya lo verás... ¿o quizás no?

4 comentarios:

Aguaya dijo...

Muy sincero, Josema! La pasé la voz por Facebook.... voy pa' Twitter...
Un abrazo!

Un Cubano más dijo...

Yo creo que ese señor ni existe ya, nos tienen dormidos como a los nenes con el cuentecito de Fidel diciendo que escribe a diario y nadie lo ve a no ser sus amiguitos, mientras se preparaban a consolidar el traspaso dinástico del poder. Tanta ignominia y el mundo impávido ante esto es inmoral!

Joel dijo...

grandisima carta ojala el detestado fidel la pueda leer...xD...si antes no se muere que seria lo mejor para todos

Saludos
Joel

guillemaro dijo...

Muy buena esta carta.

asere cubano